La lucha por la dignidad · Kleroterion por Waldo Fernández.

LA LUCHA POR LA DIGNIDAD.

En estos días hemos conocido las declaraciones de la reunión que sostuvo el Presidente Enrique Peña Nieto con el Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence previo a la Cumbre de las Américas en Lima.

Me pareció de mucha importancia que el Presidente Peña destacara la necesidad de la “relación bilateral” y “respeto mutuo” en la relación de México y Estados Unidos, así como acelerar los trabajos de la renegociación del TLCAN.

Recordemos que durante marzo y abril, el presidente norteamericano criticó el recorrido de la tan mencionada “caravana de migrantes”, provenientes en su mayoría de Honduras y que se dirigían a su país, entre sus declaraciones mencionó que ésta tendría que ser contenida por los mexicanos, pero sobre todo advirtió que cancelaría las negociaciones del TLCAN si el gobierno mexicano no detenía a los centroamericanos.

En respuesta el presidente de México emitió un mensaje en cadena nacional donde respondió al mandatario que si tales declaraciones emanan de una frustración por asuntos de políticas internas de su país, o de su congreso, éste debe dirigirse a ellos y no a los mexicanos.

Remembró las palabras de un importantísimo Presidente de los Estados Unidos de América diciendo que “No tendremos miedo a negociar, pero nunca vamos a negociar con miedo” y que no permitiría que la retórica negativa defina sus acciones, posteriormente citó las declaraciones de los candidatos a la Presidencia de la República, haciendo énfasis que los candidatos apuestan por la unidad pese a sus diferencias políticas.

En mi apreciación estuvo muy bien la actuación del presidente de la República con su mensaje a los mexicanos, probablemente el mejor que ha dado desde que asumió la presidencia el Presidente de Norteamérica, señalando que la dignidad de los mexicanos no está sujeta a negociaciones.

Sin embargo también habría que valorar a los políticos y a los presidenciales, incluyendo al propio presidente, que todavía tiene poder para hacerlo, es correcto que se peleen por la dignidad de las personas en el extranjero por este asunto, pero también es cierto que desde México se debe pelear por la verdadera dignidad de los mexicanos.

Me refiero a la dignidad de las madres de familia que día con día se quedan preocupadas por saber si sus familiares van a regresar a casa, por la dignidad de los policías, que en muchas ocasiones tienen que comprar con su dinero las balas de sus armas reglamentarias para poder cumplir con sus funciones.

O por la dignidad de los obreros,  que no tienen para completar la comida en su casa, por los salarios injustos, así como por los muchos ciudadanos que a veces no pueden ni con el pago de los servicios básicos, así como la dignidad de los jóvenes que no encuentran empleo o que a veces tienen que ser contratados para labores distintas a sus estudios y en peores casos, se involucran en trabajos no lícitos por la necesidad de salir adelante.

En fin, me parece que nuestra clase política se puede poner de acuerdo, siendo totalmente crítica de lo que sucede en la actualidad, estoy seguro que al hablar de dignidad implicaría que ellos hubieran hecho algo por mejorar estos pequeños ejemplos de cómo se falta a la dignidad de tantas y tantos mexicanos.

Para los candidatos y la clase política es un buen momento para reflexionar acerca de la verdadera dignidad de los mexicanos, estamos en época electoral, por lo que escuchamos las repetidas soluciones a las problemáticas nacionales que curiosamente nunca han desparecido.

Por lo anterior concluyo que para hablar de dignidad y criticar es importante que también nuestros gobernantes y políticos dejen de ver “la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”.

Por |2018-09-18T11:38:02+00:00abril 16th, 2018|Kleroterion|Sin comentarios

About the autor:

Waldo Fernández
Waldo Fernández González es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León, Tigre de corazón, tenaz y orgullosamente regiomontano.