En contra del aborto… Por Waldo Fernández

In Columna

En contra del aborto…
Por Waldo Fernández

Un tema muy importante y con mucho debate, es sin duda el aborto, a favor o en contra,  es el gran debate que se ha llevado durante muchos años, estudiosos del derecho, médicos, religiosos, padres de familia, jóvenes, asociaciones, docentes, etc., y no sólo en México, sino en todo el mundo; por ejemplo en este año, el debate sobre la legalización y despenalización resurgió de manera muy importante en países, como Irlanda y Argentina, sin embargo, la mejor opinión o percepción de este tema para mi personalísimo punto de vista, es muy íntimo, ya que para comenzar muchos comentan que quien tendría la última palabra sería la propia mujer embarazada, pero mi postura es y siempre será en contra.

Lo anterior, me remonta a que dentro de las estadísticas debemos tener en cuenta que muchas muertes de mujeres, fueron específicamente relativas al aborto, de 2002 a 2016, se registraron 624 defunciones a causa del mismo, ahora bien, tampoco podemos tener con precisión cuántas muertes más han ocurrido, ya que no se puede tener el control porque muchas interrupciones son ocurridas en casa, hospitales clandestinos y clínicas privadas, por lo que hace muy difícil tener números exactos.

Entre los diversos argumentos que tienen para realizarse un aborto, se encuentran simplemente el no desearlo o no sentirse preparados para tener un bebé, ya sea por su condición económica, juventud, social, entre otras; es entonces cuando me pregunto realmente quién tiene la razón, por ejemplo, cuando se efectúa una relación sexual con consentimiento, debemos entender que no es sólo tener relaciones, es una responsabilidad más allá del acto sexual.

Otros supuestos son cuando se produce el embarazo en zonas marginales o de extrema pobreza o por irresponsabilidad sexual, por no ser un hijo planeado en un matrimonio estable, por ser muy jóvenes, por machismo u otros supuestos, pero que de alguna manera existió el consentimiento o en casos específicos, abundó la ignorancia, pero como principio general, la pobreza o la ignorancia no te excusa de la ley o de tus obligaciones.

La situación no es buscar dónde sí está permitido el aborto y, en su caso, trasladarse para realizarlo, que sería la Ciudad de México, donde está totalmente permitido, siempre y cuando no rebase las 12 semanas, sino más bien el que esto no ocurra, mas allá de legislaciones permitidas, o debates extensos, es concientizarse para que no se llegue a estos casos, que sin duda, en la mayoría de las ocasiones desgraciadamente es por irresponsabilidades humanas, son muy entendibles las brechas de desigualdad que tiene este país, por lo que por un lado el gobierno debe motivar y ejecutar más campañas para la prevención del embarazo, realizando campañas de salud reproductiva y más en zonas de pobreza extrema, pero por el otro que los ciudadanos nos concienticemos de lo que conlleva tener un hijo sin planearlo, o como muchos dicen, “no deseado”.

Estoy muy consciente que nuestra legislación tiene vacíos para el aborto, pero me refiero exclusivamente al aborto imprudencial solamente, como por ejemplo cuando la mujer embarazada se cae o se lastima provocando el aborto y es acusada de homicidio doloso en grado de parentesco, en estos casos sí estoy totalmente en desacuerdo y más como abogado.

En una cifra de 2015 a 2018 nos arroja que hubo 1666 investigaciones por aborto, 228 fueron sentenciadas y 53 ingresaron a prisión definitiva, recordando que el aborto no sólo implica a la mujer, sino también al hombre, entendido que en estos casos legalmente les fue detectado el ilícito tipificado en la leyes de los estados a contrario sensu, en la CDMX sólo en 2017 se llevaron a cabo, “4,444” interrupciones legales.

Por mi parte, los fundamentos principales que tengo para estar en contra del aborto son los siguientes, estoy convencido que cuando el corazón del embrión empieza a latir, en ese momento es una vida, es un ser humano con todos sus derechos universales, por lo que en primera instancia merece protección, se vuelve un ser independiente a la madre, muchos dirán que es sólo un “cigoto”, pero no es así, ya que este tiene autonomía biológica propia, por si mismo evolucionará y se desarrollará, paralelamente al sustento y soporte que el cuerpo de su madre le brinda, pero no depende exclusivamente de la madre sino de su propio esfuerzo, aclaro que no sólo es una interpretación mía, es un estudio y análisis de muchos médicos y genetistas que sustentan al que escribe.

Otros casos muy diferentes y que consideran las legislaciones de los estados, es cuando se tiene un embarazo derivado de una violación, es un supuesto totalmente distinto, sin embargo, dentro de las alternativas, puede prevalecer la de la adopción; o la visión desde el otro lado, desde el ser humano que sería privado de vivir, reconociendo que el hijo es una víctima igual que la madre, otro caso también se da cuando el embarazo ponga en riesgo la salud o la vida, o cuando se realice inseminación artificial no consentida, o cuando haya causas económicas para interrumpir el embarazo, en estos supuestos varias entidades en sus respectivos códigos penales las tienen como excepciones para el aborto.

Pero hay otro caso más de excepción, que en particular y por experiencia propia vivimos, cuando diagnostican malformaciones genéticas o alguna variante, por lo que recomiendan y, en su caso, exigen, el llamado aborto eugenésico, pero que nunca nos motivó a pensar en esa opción, más bien nos dio fuerzas para seguir buscando todos los métodos, todas las alternativas, que de acuerdo a la fe que yo y mi familia tenemos, nunca nos dejó vencernos.

Concluyo diciendo que no podemos optar por decidir sobre la vida de las personas, ya que en el momento de su primer latido, son seres vivos, independientes y por supuesto con todos sus derechos, donde la madre se vuelve su incubadora natural y ni los padres poseemos el derecho de decidir por ellos, ya que por si solos tienen ese derecho tan importante, ese derecho universal que está por encima de todos, que es… el derecho a la vida”.

WFG.

Recommended Posts