ADVIERTE DIPUTADO WALDO FERNÁNDEZ QUE ESTUDIANTES Y PADRES PODRÍAN PAGAR LAS INEFICIENCIAS DE LA UNIVERSIDAD

Luego de presentarse el decreto en el que se autoriza a la UANL la reestructuración y/o refinanciamiento de su pasivo bancario, el diputado de Morena, Waldo Fernández González, se manifestó ante el pleno del Congreso en contra del dictamen de la Comisión de Presupuesto argumentando un posible incremento de las cuotas y servicios escolares de la Universidad.

De acuerdo al Artículo 2  del proyecto de Decreto el legislativo tiene la facultad de autorizar “a la Universidad a afectar como fuente de pago los ingresos propios que se conforman principalmente de cuotas escolares y servicios académicos (ingresos locales), derivados de su normal operación, para lo cual podrá modificar y/o constituir los mecanismos de captación de ingresos, fuente de pago o garantía necesarios, incluyendo fideicomisos y/o mandatos irrevocables y/o modificar cualquier mecanismo o fideicomiso previamente establecido”. 

Problemas financieros, producto de la corrupción y malos manejos de las finanzas

Los problemas financieros de la Universidad, expresó Fernández, se debe a los malos manejos de las finanzas y los constantes hechos de corrupción. Por ello, dijo que “no podemos aceptar que se incrementen las cuotas y los precios de los servicios escolares, más aún en ésta época en la que apenas las familias están logrando encontrar un sustento. Recordemos que estamos viviendo estragos económicos provocados por la crisis sanitaria”.

Si bien en un principio, propuso se adicionara un artículo transitorio al proyecto de decreto, donde la máxima casa de estudios no podría incrementar las cuotas ni el costo de los servicios escolares, no fue posible, dada la procesabilidad del trabajo legislativo. Ante ello, el diputado Waldo Fernández adelantó su voto en contra. 

El diputado Waldo Fernández ha denunciado los presuntos actos de corrupción en la Universidad Autónoma de Nuevo León, mismos que han derivado en desfalco de varios millones de pesos afectando las finanzas de la máxima institución educativa del estado en detrimento del servicio educativo que se presta y lastima la reputación de la máxima casa de estudios en la entidad.